¿Quieres diferenciarte de tu competencia satisfaciendo la demanda de los consumidores, cada vez más concienciados y responsables? ¿Has pensado alguna vez aventurarte en el creciente mercado de los productos ecológicos? ¿Sabes qué es un producto ecológico, qué características tiene y qué es necesario para poder venderlo cómo tal?

La producción ecológica es un sistema de gestión agrario, cuyo objetivo es respetar los sistemas y los ciclos naturales, preservar y mejorar la salud del suelo, el agua, las plantas y los animales, y el equilibrio entre ellos, contribuyendo a lograr un alto grado de biodiversidad. Todo ello haciendo un uso responsable de la energía y de los recursos naturales como el agua, el suelo, las materias orgánicas y el aire, cumpliendo rigurosas normas de bienestar animal y respondiendo a las necesidades de comportamiento propias de cada especie.

La finalidad del sistema de producción ecológico es obtener productos de alta calidad, obteniendo una amplia variedad de alimentos y otros productos agrícolas que respondan a la demanda de los consumidores de productos obtenidos mediante procesos que no dañen el medio ambiente, la salud humana, el bienestar de los animales o de las plantas.

 

Logotipo agricultura ecológica It's Enjoyable Consultora Gastronómica

 

La legislación europea (sello ecológico UE arriba) regula la producción agroalimentaria ecológica, estableciendo las normas de producción, elaboración, etiquetado y sistema de control de los productos ecológicos. Por tanto, todo aquel que produzca, elabore, envase o importe productos con las indicaciones de agricultura ecológica, biológica u orgánica debe cumplir la normativa y debe esté autorizado por un organismo de control oficial.

 

Para registrarse y conseguir el sello de producción agraria ecológica hay que seguir una serie de pasos:

Tramitar la solicitud de inscripción de la empresa ante el organismo de control autorizado.

• Someterse a una auditoría de verificación de la solicitud, donde el organismo de control comprueba que la empresa cumple con la normativa de producción ecológica.

Esperar a la valoración del Comité de Certificación, quien le asignará un número de Registro de Operadores, y le enviará la Resolución de Inscripción y el Certificado de
Conformidad en caso de ser valorada positivamente.

 

Veamos los diferentes casos:

En el caso de producción primaria ecológica, la normativa establece que toda finca de producción vegetal y/o animal tiene que pasar un periodo de conversión durante el cual hay que cumplir con la normativa de producción ecológica y sin que el producto pueda ser comercializado con el sello de agricultura ecológica. Dicho periodo de conversión puede ir desde las 6 semanas en avicultura para la puesta de huevos, a los 3 años para los cultivos leñosos.

En el caso de productos transformados, una vez la empresa (ya sea elaboradoras, comercializadoras e importadoras) está registrada, es necesario pedir autorización para cada producto que se quiera vender con la denominación de producto ecológico. Dicha autorización requiere de una solicitud de comercialización del producto y cumplir con las especificaciones de etiquetado.

En el caso de venta directa de productos ecológicos al consumidor final (comercio minorista) si la venta fraccionada es superior a los 6.000€ anuales, se elabora, envasa o etiqueta, se vende por internet o en máquinas de vending productos no envasados y etiquetados, o se trata de productos importados, el comerciante también deberá solicitar la inscripción dentro del registro correspondiente.

Todos los operadores que hayan decidido formar parte del Registro deberán satisfacer las cuotas establecidas por el organismo de control autorizado, que consistirá en una cuota de inscripción para el primer año, y cuotas de certificación en los años sucesivos, así como las respectivas cuotas por producto, que depende del tipo de producción/elaboración, número de hectáreas o de productos certificados, volumen de negocio, etc.

Share This